4 Ventajas de comprar un motor de segunda mano

Con la que está cayendo, todos hemos entrado en la dinámica de “Lo mejor y al mejor precio”. Por eso son cada vez más las personas que apuestan por los outlets, los low costs y los comercios de segunda mano. En este sentido los desguaces han resurgido como el Ave Fénix de las cenizas, reinventándose de tal manera que ahora ofrecen todo tipo de piezas de segunda mano con una calidad y precios adaptados a los nuevos tiempos. Y es que atrás quedaron esos desguaces en los que encontrar buenas piezas era todo un milagro. Entre las piezas más vendidas, los neumáticos y los motores. Si usted está también pensando en adherirse a la moda low cost para su automóvil, le ofrecemos X Ventajas de hacerlo.

4 Ventajas de comprar un motor de segunda mano

1.En primer lugar y como ventaja “estrella” el precio, sin duda. El motor es una de las piezas más caras del automóvil y la diferencia de precio entre un motor nuevo y uno de segunda mano es considerable. Un motor nuevo puede costar entre 4000 y 6000 euros y uno de segunda mano entre 800 y 1000. Por eso cada vez más usuarios apuestan por estos motores.

2.Ofrecen una buena y larga vida útil. Y es que antes de ponerse a la venta, los desguaces  analizan cada uno de los motores que les llega, para dar al comprador lo mejor.

3.Un segunda mano motor siempre viene con garantía. Cuando se adquiere un motor de segunda mano el usuario cuenta con una garantía, unos tres meses. Si en ese tiempo, el motor ha salido defectuoso de almacén, el desguace está obligado a cambiarle el motor por otro o a devolverle el dinero.

4.Su motor de segunda mano puede salirle aún más barato. En el mismo desguace puede vender su viejo motor y sacar un dinero extra para su motor nuevo o… para lo que quiera.

Deja un comentario